Con el paso del invierno a la primavera hay mucha gente que sufre eso que denominan como astenia primaveral. ¿Es tu caso? Se caracteriza por fatiga, cambios de humor, alteraciones en el sueño e incluso, a veces, depresión.

En resumidas cuentas, la astenia primaveral no se trata de una enfermedad sino que se compone de una serie de síntomas con los que reacciona el cuerpo de forma temporal ante el proceso de adaptación a unas nuevas condiciones de luz, temperatura y humedad.

Para que apenas se note ese paso de una estación a otra, durante los meses de marzo y abril hay que hacer un pequeño esfuerzo para que ese cambio sea más sencillo y evitemos que nos afecte.

Salunatur te recomienda establecer unos horarios fijos en los que se incluya dormir al menos ocho horas para descansar correctamente, realizar cinco comidas al día para evitar una pérdida de azúcar y una organización de las tareas estricta para alejarse del estrés. ¿Qué más? Paciencia.

La astenia primaveral incide directamente en todos los ámbitos de la vida como son el trabajo, la familia, los amigos o la pareja. Es decir, este malestar general repercute directamente en el rendimiento laboral, en el cansancio que se siente a la hora de realizar las tareas domésticas, en la atención hacia los hijos, en la ausencia de ganas por salir por ahí con los amigos o la falta de planes para hacer en pareja.

Esta situación a pesar de ser únicamente de carácter temporal, puede afectar de manera profunda en determinadas relaciones. Lo mejor es poner un remedio a tiempo para sobrellevar mejor estos meses.

Una ayuda extra

Lo parte en la que más se puede trabajar es en la de la alimentación. Según los nutricionistas, hay algunas frutas o hidratos de carbono que pueden ayudar en la batalla contra la astenia primaveral. Algunos son las fresas, el aguacate, los cereales integrales, los plátanos o los albaricoques. En definitiva, la idea consiste en comer más sano para sentirse mucho más feliz. ¡Haz la prueba!

Por otro lado, si necesitas una ayuda mayor, podemos darte algunas pinceladas de esos productos de nuestro catálogo que te pueden aportar algún beneficio en esta temporada algo complicada.

Aquilea Energía o las ampollas de jalea real aportan grandes beneficios para el sistema inmunitario y nervioso o ante el cansancio y la fatiga. Es un complemento ideal para recuperar esa escasez de energía que puede prevalecer en esta época.

Para la adaptación al nuevo cambio de hora puede ser de gran utilidad tomar infusiones que contengan tila, pasiflora o valeriana. Controlan los nervios, disminuyen el estrés y ayudan a conciliar el sueño y a que sea reparador.

Otro de los aspectos en los que afecta esta estación es en la caída del cabello. Para poner freno a tiempo a este problema, es conveniente tomar nutricosméticos como Pilexil que permiten fortalecer el pelo para evitar su caída. Se compone de hierro, magnesio, zinc, L’Cistina y vitaminas.

Puedes suscribirte a nuestra Newsletter para estar al tanto de todas las novedades que incorpora Salunatur en su catálogo así como esos temas que te puedan resultar de interés de su blog.