Un nuevo virus de origen animal está de plena actualidad. Se trata del virus conocido como Coronavirus2019-nCoV o coronavirus de Wuham; en referencia a la ciudad china donde apareció por primera vez. Causada por un nuevo virus de origen animal que está de plena actualidad.

Ante esta situación se está produciendo un estado de alarma en la opinión pública que hace que muchas personas, empresas y entidades adquieran equipos de protección respiratoria para la protección ante este virus. Existen múltiples tipos de mascarillas y cada uno de ellos ofrece un grado de protección muy diferente frente al virus 2019-nCoV. ¿Qué mascarilla coronavirus comprar?

Antes de adquirir una mascarilla es necesario conocer los diferentes tipos de productos de protección respiratoria disponibles y tener muy claro el más valido para protegerse contra esta enfermedad de la forma más efectiva posible.

El nivel de clasificación es primordial para garantizar la seguridad de los usuarios que portan las máscaras. Podemos hablar de dos tipos:

En función de si tienen o no válvula con filtro y el índice de protección.

Dentro de la protección existen tres categorías según su filtración mínima (del 78 %, 92 % y 98 %, respectivamente).

Grado de filtrado de las mascarillas:

  • FF P1: ofrecen una eficacia filtrante mínima en torno al 78%.El poder filtrante también se mide con el concepto de Fuga total máxima hacia el interior que en este caso tiene un valor máximo admisible del 22% 
  • FF P2: ofrecen una eficacia filtrante mínima en torno al 92 %(índice de fuga total máximo del 8 %).
  • FF P3: ofrecen una eficacia filtrante mínima en torno al 98 %.(índice de fuga total máximo del 2 %).

Además las mascarillas se clasifican como no reutilizables (NR) y reutilizables (R). Los equipos no reutilizables se usar solo durante un turno de trabajo.

Aunque no hay unanimidad entre los expertos sobre el nivel de protección contra este tipo de amenaza. Mientras que algunos hablan de un FFP2, otros se van al índice de protección más alto y se decantan por el FFP3.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de mascarillas con una eficacia de filtración de al menos el 95% para partículas de 0,3 o más micras de diámetro ante procedimientos de aislamiento o con posible generación de aerosoles infecciosos (sarampión, tuberculosis, SARS…).

En resumen estas mascarillas, llamadas KN95, se encuentran en un nivel de protección entre las FFP2 y las FFP3.

Por eso, las mascarillas que te ofrecen la mayor seguridad son las que cuentan con clasificación FFP3 o KN95, ya que retienen partículas de menor tamaño.

Además se debe elegir la talla apropiada para que la mascarilla encaje a la perfección en el rostro del usuario. Solo así se puede proporcionar una seguridad completa.

Por eso lo ideal es comprobar el ajuste firme y hermético en cada uso con el fin de eliminar fugas y seguir las instrucciones de colocación para verificar el correcto sellado, en caso de tener dudas.

  • El sistema de ajuste. Revisa que tu mascarilla tenga forma ergonómica y que se ajuste adecuadamente a tu rostro. No compres las que permitan la entrada de aire a través de los bordes.
  • El sistema de sujeción: Asegúrate de que comprar la talla de mascarilla adecuada para ti. Los mejores modelos tienen bandas elásticas o ajustables para una colocación más cómoda y rápida.
  • La válvula de ventilación. Es ideal que tu máscara ofrezca una válvula que permita la exhalación adecuada del aire húmedo y caliente. Esto permite una mayor durabilidad, evita la condensación de agua dentro de la mascarilla, disminuye el empañamiento de los lentes y te da mayor comodidad.

Independientemente de la eficacia de las mascarillas, su utilidad cae en picado si no están bien ajustadas en la cara, si se ponen al revés (con la parte blanca hacia fuera) o si se reutilizan en el caso de las mascarillas quirúrgicas. Todas estas malas prácticas se han observado con frecuencia entre usuarios de mascarillas.

Se debe aprender a seguir las mejores prácticas sobre cómo ponerlas, quitarlas y eliminarlas. También hay que tomar precauciones sobre las medidas de higiene de las manos tras su retirada.

Es importante tener en cuenta que las quirúrgicas estándar o higiénicas están diseñadas para bloquear partículas grandes.

Por ello, no están pensadas para las partículas diminutas del virus, y suelen ser holgadas con espacios alrededor de la nariz, la boca y la barbilla. Esto significa que no son efectivas ante el virus.

Tipos de mascarillas

Desde Salunatur ofrecemos estas opciones en mascarillas: FFP2 KN95, FFP3, QUIRÚRGICAS, HIGIÉNICAS Y REUTILIZABLES

MASCARILLA FFP2 CAJA 10 UDS

Por lo tanto, las KN95-FFP2, tienen un filtración del 95%, por lo tanto protegen las vías respiratorias y no permiten que pasen partículas que se encuentran en el aire, como son los virus, bacterias.

Tiene homologación de la Comunidad Europea, con los estándares EN 149:2001+A1:2009.

Ref. 042587

MASCARILLA QUIRURGICA 3 CAPAS IIR BFE ≥ 99% CAJA 50 UDS

Esta mascarilla dispone de pieza nasal adaptable y cintas elásticas para su sujeción. Cuenta con certificación AITEX BFE ≥99%. UNE 14683:2019 + AC:2019:

Ref: 042491

En resumen , las mascarillas quirúrgicas son consideradas productos sanitarios, y se clasifican en dos tipos I y II dependiendo de su eficacia de filtración bacteriana (BFE), pudiendo ser. Las de tipo II, pueden ser resistentes a salpicaduras (sangre y/o otros líquidos biológicos), y son denominadas tipo IIR.